Bulldog Francés

perros bulldogs franceses

El Bulldog Francés ha sido tradicionalmente un perro de compañía por excelencia. Fue creado en Inglaterra para ser un perro en miniatura. En la actualidad es tratado más bien como un perro de familia y de exhibición. Apodado también como Frenchie es una raza de perro exótica y admirable. Los Frenchies son compañeros cariñosos que al mismo tiempo demandan un trato recíproco. Generalmente se llevan bien con todos, incluidos los niños. Sin embargo, pueden ser territoriales y posesivos con su gente, especialmente en presencia de otros perros. La socialización es imprescindible para estos canes. Son perros graciosos y traviesos. Para lidiar con ellos debes ser firme y paciente, pues sus travesuras pueden llegar a colmar la paciencia de los dueños.

Otra particularidad de la raza Bulldog Francés es que son excelentes perros guardianes. Te alertarán en cuando se acerque algún extraño. Aunque en estas circunstancias pueden ser verdaderamente escandalosos, no debes preocuparte, ya que normalmente no ladran sin motivo.

Grupo de Raza
De Compañía
Altura
30 cm de altura
Peso
Entre 8 kg y 11 kg
Esperanza de Vida
De 10 a 14 años
Bulldog Francés

Características de la raza

El Bulldog Francés es un perro pequeño, logrado con el propósito de ser un perro miniatura. Tiene orejas como de murciélagos y ojos grandes y expresivos.

Adaptabilidad

Los Bulldog Franceses son perros muy familiares y se adaptan fácilmente a cualquier medio. Pueden vivir en apartamentos o casas pequeñas. No importa si no tienes experiencia previa en la cría de un perro de esta raza u otros perros para adoptar uno. Enseguida se acostumbrará a ti. No dejes solo a tu perro por mucho tiempo pues son susceptibles a la soledad. Báñalo con agua tibia pues esta raza no tolera con facilidad el agua fría ni caliente.

Nivel de empatía

Lon Bulldog Franceses son perros que se adaptan fácilmente al medio y establecen buena empatía con los dueños. Como buenos perros de compañía son amistosos con toda la familia, en particular con los niños. También pueden convivir en armonía con otros perros. Son amistosos con los extraños siempre que sean recibidos como invitados, ya que los intrusos sí pueden ser espantados con ladridos.

Aseo

Son perros de pelo corto por lo que no sufrirás el amontonamiento de pelos en los muebles y rincones de la casa, aun así, sueltan un poco. A pesar de eso es recomendable cepillarlo varias veces a la semana. En cuanto al baño con una vez al mes será suficiente.

Salud

En general son perros saludables, sin embargo, algunos ejemplares de esta raza pueden tener una predisposición genética a la displasia de cadera. Si está adoptando un cachorro de bulldog francés, sería bueno que preguntes en el refugio o rescate información relativa a la salud de sus progenitores. Por lo demás es recomendable que sigas el ciclo de vacunas de rutina con tu perro y acude al veterinario si ves en tu can algún síntoma de deterioro de su salud o algún cambio repentino en su comportamiento.
Es necesario también controlar la alimentación de tu Bulldog Francés, ya que es un perro que tiene tendencia a engordar si come demasiado, lo que puede acarrear problemas de salud asociados a la obesidad.

¿Cómo entrenar a un Bulldog Francés?

Los Bulldogs franceses son perros inteligentes. Son librepensadores por lo que cuesta reducirlos a la obediencia por su naturaleza obstinada, sin embargo, entrenar a tu perro no te resultará difícil siempre que lo hagas parecer un juego y lo mantengas divertido.

Para entrenar a tu perro siempre es recomendable empezar desde cachorro. De esta forma asimilará más fácilmente los conocimientos y los integrará a su rutina sin contratiempos.

Usa siempre recompensas para premiar sus buenos comportamientos o si ejecutan correctamente una tarea que le hayas impuesto. Estas recompensas pueden ser verbales o bien materiales, como por ejemplo: comida, juguetes, golosinas (solo las permitidas).

Entrena a tu frenchie en sesiones cortas, ya que sesiones largas pudieran agotarlo y hacer que haga rechazo al entrenamiento.

Nunca castigues a tu perro ni lo maltrates física ni verbalmente, ya que esto pudiera tener un efecto muy nocivo en su comportamiento.

Cuidados a considerar con el Bulldog Francés

Los Bulldogs Franceses no necesitan mucho espacio, así que pueden vivir en apartamentos o viviendas pequeñas. Eso sí, debes acondicionar un espacio de la casa que sea seco y limpio, donde tengan una cama confortable. No dejes a tu perro fuera de la casa y mucho menos cuando haga mucho calor, ya que son canes que tienden a agotarse por el calor.

Mantén siempre un recipiente con agua para que se hidrate siempre que lo necesite.

Dedícale un tiempo a ejercitar a tu perro. De esta forma evitarás su sobrepeso, que es un factor de riesgo para varias enfermedades. Al menos una caminata de 30 min una vez al día.

¿Qué enfermedades puede padecer el bulldog frances?

De todos los tipos de bulldogs, el francés es el menos propenso genéticamente a padecer enfermedades. Sin embargo, bulldog al fin, puede padecer las enfermedades propias de la raza. Entre estas se destacan: Síndrome braquicefálico, Displasia de cadera, El síndrome de Ojo seco, etc.

Para conocer más sobre las enfermedades de la raza ve a: Enfermedades de los bulldog.

¿Cuál es el precio de un cachorro de Bulldog Francés?

El precio de un cachorro de bulldog francés dependerá del pedigrí del perro. Un cachorro con un linaje superior será más caro. Por otra parte, si lo compras a un criador con reputación será también más caro que si lo compras en un refugio o una tienda de mascotas.

Como promedio un bulldog francés cuesta entre $1500 y $3000 usd, sin embargo, si se trata de un perro con una historia excepcional de la raza puede llegar a costar más de $5000 usd.

Por supuesto que puedes adquirir un bebé de bulldog francés por mucho menos: si lo adoptas en un refugio su precio puede rondar los $500 usd. En el costo también influyen las vacunaciones que hayan sido realizadas al animal, así como pruebas complementarias que garanticen su salud.

No obstante, si quieres tener certeza de adquirir un animal legítimo y saludable, lo mejor es comprarlo a un criador con reputación e interesarte por evidencias de su linaje, así como pruebas que certifiquen su buen estado de salud.

Ten en cuenta que estos precios solo se refieren a la compra del cachorro. Luego el mantenimiento del animal implica otros gastos necesarios por concepto de alimentación, servicios de veterinarios, suplementos dietéticos, accesorios, etc.

Bulldog Francés
Scroll hacia arriba