El Perro Bulldog

cara de perro bulldog

El Perro Bulldog a pesar de su aspecto rudo y fiero es en realidad un perro amoroso, en especial con los niños. Por su fortaleza física y la fuerza de sus mandíbulas fue indiscriminadamente usado como perro de pelea, práctica que, aunque ha menguado mucho, lamentablemente todavía hoy se sigue ejercitando.

En general el perro bulldog es un perro fuerte, que no requiere mucha atención. Sin embargo, no deben ser sometidos a temperaturas extremas y debe velarse por proporcionarles una dieta adecuada, ya que son muy propensos al sobrepeso.

Fotos de Perros Bulldog

Características del perro bulldog

El pelaje del perro bulldog es corto, suave, liso y brillante. Su piel es suave y suelta. Su cabeza está cubierta de arrugas y sobresale desde su garganta al pecho una papada suelta y protuberante.

Colores del Bulldog

Los Bulldogs pueden tener una variedad de colores como son: rojo atigrado, rojo sólido y negro (el cual es poco común). También los colores leonados o barbechos que incluyen: el crema o beige pálido, leonado claro, amarillo pálido o rojo amarillo. Además pueden tener manchas o parches de dos o más colores.

Grupo de Raza
Perros de Compañía
Altura
Entre 12 y 15 pulgadas del suelo al lomo
Peso
Entre 40 Lb y 50 Lb
Esperanza de Vida
De 8 a 12 años

Tipos de Perro Bulldog

Existen varios tipos de perros Bulldog. Entre estos encontramos:

Adaptabilidad:

Los perros bulldog se adaptan bien a vivir en apartamentos o en casas pequeñas. Es un perro amoroso, apto para cualquier dueño, aunque sea novato en el tratamiento con perros de esta raza, o de cualquier perro en general. Son perros muy sensibles, así que ten cuidado con los regaños. Practica mejor el refuerzo positivo en su adiestramiento. Puedes dejarlo solo por ratos pero no abuses de esta práctica, recuerda que todo perro requiere de tu atención.

Nivel de Empatía

El Perro bulldog es afectuoso con todos los miembros de la familia, incluyendo niños y ancianos. Sin embargo, no es amistoso con otros perros, así que estate atento siempre a su interacción, ya sea porque tengas otros perros de mascota o cuando pases cerca de otros perros al darle un paseo por el parque. Es amistoso también con los extraños, a menos que se trate de un intruso.

Entrenamiento del Bulldog

Entrenar a un perro bulldog puede ser una tarea difícil ya que es un perro que requiere más paciencia, más tiempo y más repeticiones para comprender y acatar las órdenes. El bulldog no es un perro que se destaque por su inteligencia y sus habilidades en el adiestramiento. El bulldog no es el típico perro que anda expectante de cada insecto o animal que se le aproxime para cazarlo, sin embargo, es receloso con otros perros que amenacen su territorio, así que la socialización será un aspecto a reforzar en su entrenamiento. Por otra parte, es un perro que tiene gran tendencia a los aullidos y los ladridos. Para más información sobre el entrenamiento de tu perro dirígete a: ¿Cómo entrenar a tu perro?

Necesidades físicas

El perro bulldog a pesar de no ser un perro muy enérgico es juguetón y alegre en sentido general. Su nivel de intensidad puede ser catalogado de medio si se le compara con otros perros, por lo que no necesita altos grados de ejercicios. Sin embargo, al menos un paseo al día le vendrá bien, teniendo en cuenta que es un perro muy propenso al sobrepeso.

Temperamento del perro bulldog

El perro bulldog es obstinado y aprende más lentamente que otros perros, sin embargo, es un perro dulce y cariñoso con todos los miembros de la familia. Suele llevarse bien con los niños.

Es un perro corajudo, que impresiona por su aspecto físico rudo por lo que es un excelente perro guardián.

Para una mejor adaptación al ambiente familiar lo apropiado es enseñarlos a socializar desde cachorros; someterlos a la interacción con muchas personas y experiencias diferentes; llevarlos a pasear con frecuencia a lugares donde interactúen con otros perros y multitudes de personas, al tráfico y el ruido…

Debido a su carácter caprichoso, en su entrenamiento se debe ser perseverante y paciente. En su temperamento hay un fuerte componente hereditario, de modo que conocer a sus progenitores puede ser importante a la hora de elegir el cachorro adecuado para ti.

Salud de los perros de raza Bulldog

Como todos los perros de raza, los bulldog son susceptibles a un grupo de enfermedades propias de la raza. Esto no quiere decir que por el mero hecho de ser bulldog tu perro vaya a padecer alguna pero sí que debes estar atento al más mínimo síntoma para tomar las medidas oportunamente.

A continuación te listamos un grupo de enfermedades a las que el bulldog es susceptible:

  • Síndrome braquicefálico: Es un trastorno propio de perros con cabezas cortas, fosas nasales estrechas o paladares blandos alargados. Sus vías respiratorias se obstruyen en diversos grados y pueden causar desde una respiración ruidosa o dificultosa hasta el colapso total de las vías respiratorias. Los perros con este síndrome resoplan con frecuencia. El tratamiento incluye oxigenoterapia y cirugía para ensanchar las fosas nasales o acortar el paladar.
  • Sacudidas de cabeza. Se trata de un movimiento involuntario de la cabeza de un lado a otro o de arriba abajo, con frecuencia de súbito y violentamente. Este padecimiento puede estar relacionado con el estrés y la hipoglucemia. Si el temblor no parece estar relacionado con el estrés o la sobreexcitación, debes llevarlo al veterinario lo antes posible para asegurarte de que no sienta dolor.
  • Ojo de cereza: esta es una afección en la que la glándula debajo del tercer párpado sobresale y se ve más bien como una cereza en el rabillo del ojo. La solución más común es de tipo quirúrgico.
  • Ojo seco: esta afección se produce cuando no es normal la creación de lágrimas, las cuales son vitales para la limpieza de los ojos. Los signos incluyen una apariencia seca o una neblina azul en el ojo. Su tratamiento es con medicamentos y suele ser efectiva.
  • Entropión: esta es una condición en la que las pestañas se vuelven hacia adentro y se frotan contra el ojo, causando irritación. El tratamiento es de tipo quirúrgico.
  • Sarna demodéctica. También se llama demodicosis, causada por el ácaro demodex. Pueden aparecer parches de piel roja y escamosa con pérdida de cabello en la cabeza, el cuello y las patas delanteras. Normalmente es una enfermedad que afecta más a los cachorros, la cual es transmitida por la madre en el momento del parto. A  veces desaparece por sí sola, sin embargo lo más apropiado es someter a su cachorro a un tratamiento que lo alivie lo antes posible. Para más información consulte: Sarna en Perros

La variante de sarna demodéctica generalizada cubre todo el cuerpo y afecta a cachorros y adultos por igual. El perro desarrolla parches de piel, calvicie e infecciones de la piel en todo el cuerpo.

  • Displasia de cadera. Esta es una condición hereditaria en la que el fémur no encaja perfectamente en la articulación de la cadera. Existen tratamientos con medicamentos para esta afección y como último recurso también la cirugía.
  • Problemas de cola: Algunos Bulldogs tienen colas de tornillo, colas invertidas u otros tipos de colas que pueden causarles algunos problemas en la piel. Debes mantener la cola de tu Bulldog limpia y seca para prevenir infecciones.
  • Luxación rotuliana. Esta enfermedad es común en perros de baja estatura. Se produce cuando la rótula no está alineada correctamente. Esto causa cojera en la pierna o que el perro no camine normalmente sino que da la impresión de que pega un salto en cada paso. El roce causado por la luxación patelar puede provocar artritis, una enfermedad degenerativa de las articulaciones. Los grados graves de luxación rotuliana pueden requerir reparación quirúrgica.

Cuidados con el perro bulldog

Los perros bulldog no son perros muy activos ni enérgicos, sobre todo si se les tiene en espacios pequeños como apartamentos. Tienden a cansarse rápidamente después de una sesión de juegos o entrenamiento. Sin embargo, llevarlos a caminar o practicar ejercicios al aire libre es bueno para su salud, considerando que son perros muy propensos al sobrepeso.

No toleran bien las temperaturas extremas. Al bañarlos el agua debe ser ni muy fría ni muy caliente. Lo mejor es tenerlos en un lugar fresco, donde tengan acceso constante a agua fresca potable.

Como son perros de extremidades cortas no son buenos nadadores, así que ten precaución si en tu casa hay alguna piscina o si estás en la playa.

Es un perro obstinado y lento en el aprendizaje pero con paciencia y dedicación puedes obtener de él un perro obediente. Son perros susceptibles, así que no lo sometas a castigos, utiliza siempre el refuerzo positivo en su adestramiento.

¿Cómo asear a un perro bulldog?

El bulldog es un perro de pelo corto y liso que no tiende a soltar mucho pelo; por tanto, basta cepillarlo una vez a la semana. Limpia su cara con un paño húmedo todos los días, asegurándote de limpiar el interior de sus arrugas así como sus ojos para retirar las lagañas que puedan quedar.

Lava también su nariz y aplícale una crema suave, sin alcohol, para mantenerla suave y evitar que se seque y se descame.

Debes cortar sus uñas periódicamente para evitar que se las lastime o que dañe su piel al rascarse. Con una vez al mes será suficiente.

Cepilla sus dientes al menos tres veces por semana para evitar la acumulación de sarro.

¿Cómo alimentar a un perro bulldog?

La cantidad de comida a suministrar a un perro adulto dependerá de varios factores como son: su tamaño, su peso, su edad, el nivel de ejercicios al que esté sometido así como si tiene alguna enfermedad subyacente.

En el caso del perro bulldog la cantidad estándar recomendada para un perro adulto es de 1/2 a 2 tazas de un alimento de alta calidad al día, dividido en dos comidas. Puede tratarse de piensos de alta gama que contenga suficientes proteínas y vitaminas para el buen funcionamiento de su organismo.

Ten en cuenta que el Bulldog es propenso a ganar peso con facilidad, por lo que debes llevar un buen balance de su dieta y no excederte nunca con las dosis.

Si no estás seguro de si tu perro tiene sobrepeso, hazle una prueba práctica: Coloca tus manos en su espalda, los pulgares a lo largo de la columna, con los dedos extendidos hacia abajo. Deberías poder sentir sus costillas sin tener que presionar con fuerza. Si no sientes sus costillas con solo palpar entonces es un síntoma de obesidad, por lo que debes reducir las dosis de su alimentación y someterlo a más ejercicios físicos.

Para más información sobre los tipos de alimentos para perros: comida seca, comida húmeda, piensos, comida enlatada, comida hecha en casa, frutas, verduras así como suplementos alimenticios dirígete a ¿Cómo alimentar a un perro?

¿Cuál es el precio de un cachorro de bulldog?

El precio de un cachorro de bulldog dependerá del tipo de bulldog que desees comprar, así como dónde lo compres. Si lo compras a un criador con reputación tu perro será más caro, sin embargo, es lo recomendable para garantizar que estés adquiriendo un perro legítimo, además de reducir la probabilidad de que padezca de enfermedades hereditarias.

El precio promedio de un cachorro de bulldog inglés anda rondando los $1600 dólares. Este precio podrá variar teniendo en cuenta el pedigrí del perro, sus vacunaciones, etc.

En Latinoamérica los precios son bastante similares. En México, por ejemplo, adquirir un bulldog inglés en una tienda de mascotas puede ser más caro, pero si se compra en un criadero el precio oscila alrededor de los $30 000 mxn, equivalentes a unos $1400 usd aproximadamente.

En el caso del bulldog francés el precio promedio de un cachorro anda entre los $1500 y $3000 usd, sin embargo, si se trata de un perro con un linaje excepcional puede llegar a valer hasta $10000 usd.

El Perro Bulldog
Scroll hacia arriba